¿Qué hacer en Río Lagartos?

La península de Yucatán ofrece a sus visitantes, increíbles lugares para descubrir, unos muy conocidos y concurridos y otros que suelen pasar desapercibidos, pero cuyo valor natural amerita una escapada a ellos. Tal es el caso de Río Lagartos, pueblo de pescadores ubicado en el noroeste de Yucatán. Se trata del lugar perfecto para entrar en contacto con la naturaleza, olvidarse de la vida en la ciudad y sus complicaciones y vivir experiencias inolvidables, acompañados de familiares o amigos.

¿Cómo llegar a Río Lagartos?

Debido a su situación geográfica, la vía más práctica para llegar a Río Lagartos es viajar desde Valladolid, Cancún o Playa del Carmen. Puedes hacer el viaje desde estas ciudades en auto o en autobús. Para decidirte que medio de transporte utilizar, debes conocer que, el viaje en coche resulta un poco lento por las condiciones de las carreteras y que no hay autobuses directos desde estas ciudades hasta Río Lagartos, sino que tendrás que llegar primero a Tizimín, municipio ubicado a solo 54 Km y allí tomar alguno de los autobuses que salen hacia el norte o un taxi.

¿Qué hacer en Río Lagartos?

Si eres amante del ecoturismo, encontrarás muchas cosas que hacer en Río Lagartos pues en este lugar hay espacios naturales únicos, de gran valor biológico y ecológico.

Sin duda alguna, el atractivo principal de la región es la Reserva Especial de la Biosfera de Ría Lagartos. Fue declarada como tal en el año 1999 y hasta la actualidad, en ella se promueve la preservación de la naturaleza y la sostenibilidad del Medio Ambiente.

El área de la Reserva cubre una superficie aproximada de casi 57 mil hectáreas y está conformada por un sistema de varias lagunas conectadas por pequeños canales, así como por algunos petenes y manantiales. En este entorno, subsisten varios ecosistemas, destacándose los manglares; y se da refugio a una gran diversidad de plantas y animales, muchos de ellos endémicos de la región de la península o en peligro de extinción. De esta forma, podrás encontrar uvas de mar, palmas pequeñas, nopales, mangles de varios tipos, otras especies vegetales propias de los petenes, la selva baja caducifolia, entre otros.

En medio de esta vasta vegetación se refugian más de 400 especies de animales vertebrados, unas 300 aves, 50 reptiles, entre otras, destacándose: garzas blancas y grises, patos, gaviotas, venados, varias especies de cocodrilos, ocelotes, jaguares y muchos más. Así mismo, junto a Celestún, esta constituye una zona propicia para la reproducción de varias especies como la tortuga carey, la tortuga blanca y el flamenco rosado, los cuales llegan a la región para aparearse, anidar y reproducirse.

En esta región también se han encontrado alrededor de dieciocho sitios arqueológicos que, si bien no han sido estudiados a profundidad, dotan a la Reserva de un valor histórico importante.

Precisamente, el recorrido en barca por la Reserva de la Biosfera es una de las actividades más populares que se puede hacer en Río Lagartos. Varias agencias ofrecen este tour en varias modalidades que pueden incluir: el avistamiento de aves, recorridos nocturnos para observar a los cocodrilos, excursiones a las playas, etc.

Uno de los tours más solicitados por los visitantes es la excursión de Rio Lagartos Aventures, disponible de lunes a sábado desde las 6:00 h hasta las 21:00 h y los domingos desde las 6:00 h hasta las 17:00 h. Puedes reservar tours privados para adecuar el itinerario a tus intereses o compartir el barco con otros clientes. Cualquiera de las opciones es bastante económica y resulta una de las mejores alternativas para conocer la Reserva, pues en unas tres horas conocerás sus principales puntos de interés.

Como parte del recorrido, podrás acercarte, siempre a una distancia prudencial, a las zonas donde se concentran los flamencos rosados quienes llegan a la región para anidar. Pueden observarse durante casi todo el año, aunque es en la época de verano cuando más ejemplares se reúnen en la Ría.

Los flamencos no son la única especie de animales que podrás ver en el tour. Todo lo contrario, también podrás observar otras aves e incluso, navegar entre cocodrilos, aunque el mejor horario para cruzarte con estos reptiles es en la noche, aun así, con algo de suerte podrás toparte con algunos durante el día.

Luego de navegar entre manglares, se llega a otra de las paradas del tour: Las Coloradas, segunda región salinera más importante de México. Pareciera ser un lugar común, con muy poco atractivo, pero una vez que desembarques en su pequeño puerto podrás descubrir el secreto que oculta: sus aguas color rosa.

Pues sí, las charcas donde se acumula el agua que proviene de la Ría Lagartos, adoptan distintas tonalidades de este color dos veces al año: entre julio y agosto y en marzo. Esto se debe a la acción de las algas, la sal y la incidencia del sol en estos depósitos. Para lograr ver el agua lo más rosa posible, te recomendamos que coordines el viaje en un momento en el cual el sol esté bien alto, de lo contrario el agua puede estar más marrón que rosa.

Hace algunos años, podías flotar en las charcas sin ningún esfuerzo debido a la concentración de sal tan alta que hay en sus aguas. Sin embargo, en la actualidad, está prohibido, en parte porque la salinidad puede causar daños en la piel y porque se pueden contaminar las charcas donde se extrae la sal y así, afectar el proceso productivo.

Es bueno que conozcas que también puedes llegar a Las Coloradas en coche y así podrás disfrutar más tiempo en este paisaje rosa, aunque recuerda que debes hacerlo en las horas del día cuando más sol hay.

Casi al final del recorrido podrás vivir una verdadera experiencia maya: darte un baño de lodo blanco en todo el cuerpo. Es una zona donde abunda un lodo blanco que, de acuerdo con leyendas de la zona, los mayas lo utilizaban por sus propiedades curativas y como protección para celebraciones y batallas. Cierto o no, la verdad es que el lodo de la zona es rico en azufre, minerales, sales, algas y otros productos naturales muy beneficiosos para la piel. Luego de este peculiar baño, podrás disfrutar de alguna de las magníficas playas que hay en la Ría.

Si bien esta es la principal actividad para disfrutar, hay otras cosas que hacer en Río Lagartos. Sigue con nosotros para que las descubras.

Las costas de Río Lagarto, ofrecen playas hermosas en las cuales puedes dar paseos, nadar o simplemente sentarte a disfrutar del paisaje. Una de las más interesantes es la playa Cancunito, ubicada en el camino hacia Las Coloradas. Si te quedas en ella hasta el atardecer podrás observar a las tortugas de mar cuando salen a la arena a poner sus huevos.

En la región, como en la mayoría de las zonas cenagosas de la península de Yucatán, hallarás petenes en los cuáles podrás bañarte. Te recomendamos que visites el Petén Tucha y el Petén Mac ambos ubicados en el centro de Río Lagartos.

Para refrescarte, también puedes llegarte al manantial Chiquilá. Aquí, luego de sumergirte en sus aguas dulces, podrás probar el sabor de la comida de la región en el restaurante del mismo nombre.

Otra de las cosas que hacer en Río Lagartos es visitar la granja de cocodrilos que se encuentra abierta al público. Podrás admirar a estos increíbles y muy temidos reptiles y los visitantes más valientes, pueden sostener y retratarse con crías de cocodrilos, experiencia interesante y muy atractiva.

También hay servicios de renta de kayaks y bicicletas para que navegues entre mangles o recorras los senderos que se han habilitado para descubrir la diversidad de la flora y la fauna que habita en este lugar.

No pierdas tampoco la oportunidad de pasear por las calles de San Felipe, colorido y acogedor pueblo que puedes recorrer para aprender de la historia, la cultura y las tradiciones de la región. 

No queríamos despedirnos sin antes trasmitirte algunos consejos y sugerencias para que disfrutes tu viaje a Río Lagartos sin ningún tipo de inconveniente:

  1. Recuerda checar con antelación las condiciones del clima previstas para la fecha de tu visita. Así evitarás que la lluvia u otra inclemencia del clima afecte tu estancia en Río Lagartos.
  2. No olvides llevar protector solar para proteger tu piel de la luz ultravioleta emitida por el Sol.
  3. Lleva repelente contra insectos y aplícatelo antes de entrar a las Rías.
  4. Si realizas excursiones dirigidas, coordina bien con los guías para que puedas dedicarle más tiempo a los lugares y las actividades que más te interesan.    
  5. Lleva suficiente dinero en efectivo pues no hay cajeros automáticos en Río Lagartos.
  6. La conexión a internet ya sea por datos móviles o por Wi-Fi no es buena así que descarga todo lo que necesites de internet antes de llegar allí.
  7. No tengas pena en preguntar o consultar alguna duda con los pobladores, son muy amables con los visitantes y siempre están dispuestos a ayudar.
  8. Hay pocos hoteles en el municipio por lo que te aconsejamos reservar con antelación una habitación u otro lugar donde puedas quedarte.

 

Aunque es un pequeño municipio, no faltan cosas que hacer en Río Lagartos, todo lo contrario, es el destino perfecto para poder disfrutar en grande de la naturaleza yucateca.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn