Conforme vayamos utilizando nuestra mochila, esta se irá desgastando con el pasar del tiempo y que lo mismo le sucede si la lavamos con frecuencia. 

Por lo general, las mochilas con ruedas son más complicadas que las normales; ya que debes retirar las rueditas de estas, sin embargo, su proceso de lavado es similar a las mochilas tradicionales, sigue leyendo que te responderemos a la pregunta de ¿Cómo lavar una mochila con ruedas? 

Para poder lavar una mochila con ruedas, debes primero saber que siempre tendrás que lavarla a mano, con agua fría y un jabón que sea del tipo neutro. No debes utilizar nunca algún tipo de blanqueador o desinfectante, ya que dañarás su material de fabricación, tampoco deberás dejarla en remojo, lo ideal es que en cuanto la termines de lavar, la seques de una vez. Para el proceso de secado puedes exprimir las partes más accesibles de ella y por último, no utilices secadoras para esto.

Cabe a señalar que es muy importante que evites el contacto directo con cualquier tipo de grasas, aceites y demás líquidos similares mientras estés lavando tu mochila con ruedas, ya que puede mezclarse con facilidad con el agua y esto ocasiona unas horribles manchas en su tela.

Recomendaciones para limpiar una mochila

Siguiendo estos pasos, podrás fácilmente evitar un posible desgaste en tu mochila. 

Un dato importante es que desarmar la mochila es una de las mejores opciones que puedes hacer, ya que te permite poder lavarla con mucha más facilidad.

¿Cómo desarmar una mochila de ruedas?

Desarmar una mochila de ruedas puede llegar a ser algo complicado al inicio, puesto que requerirá tiempo, esfuerzo y algunas herramientas, debido a que necesitas desmontar la parte de debajo de estos equipajes.

Las herramientas a utilizar pueden ser algunos destornilladores, un taladro, una broca de metal y algunas pinzas; en dado caso a que los tornillos se encuentren muy duros para sacarlos simplemente, también se aconseja un poco de aceite, por si no salen los tornillos.

Para desarmar una mochila de ruedas, sigue los siguientes pasos:

Paso 1: Encuentra la pieza base de la mochila de ruedas.

Este lado de la mochila será en donde se encuentren los tornillos sosteniéndose a la parte correspondiente, es posible que encuentres uno en cada lado de la mochila.

Paso 2: Utiliza el taladro para remover las ruedas si no salen con los destornilladores.

El taladro es útil en algunos casos; ya que algunas ruedas de las mochilas vienen lo suficientemente ajustadas que no pueden ser sacadas con facilidad, inclusive, algunas no traen los tornillos para ser liberados. 

Es por eso que se requerirá el uso de un taladro y una broca de metal para perforar sus uniones y así, poder desarmarla.

Paso 3: Quita los remaches.

Los remaches están ajustados de tal manera que impiden que las ruedas se muevan de su posición, cuando logres desmontarlas; ya sea por los tornillos o taladrandola, podrás apreciar cómo estas se comienzan a tambalear de un lado a otro, esto significa que ya están listas para desmontarlas.

Paso 4: Utiliza las pinzas de ser necesario.

Si el tornillo del remache no quiere salir, utiliza las pinzas para poder sacarlo del ensamblaje que trae en su interior. Intenta jalarlo con cuidado y hacia arriba, intentando desprenderlo. 

En dado caso a que no salga, intenta usar un poquito de aceite para lubricar lo suficiente y ya con esto pueda soltarse de su base. 

Si en dado caso no ha querido salir con todo lo anterior, utiliza un clavo un martillo para desplazar el remache de su base.

Paso 5: Retira las ruedas.

Algunas mochilas traen otros tornillos extras en la parte de las ruedas, estos evitan que se desprendan en caso de un golpe. Generalmente pueden sacarse utilizando los destornilladores sin mayor inconveniente.

Ya lo has logrado sacarlo con éxito.

¿Cómo quitar las ruedas de una mochila?

Quitar las ruedas de una mochila es un proceso más simple, únicamente debes desmontar los tornillos que vienen en ellas. 

Puedes utilizar unas pinzas para desprender estos tornillos desde la base y así, facilitarte la manera de sacarlos. 

Por lo general, los tornillos que traen las ruedas de las mochilas son parecidos a estos; delgados y alargados, casi siempre son para destornilladores del tipo de estría. 

Si las ruedas ya están obsoletas y no sirven, puedes botar sin mayores problemas estas rueditas, recomendamos que busques en alguna tienda de ferretería o accesorios de aviones (Como venta de repuestos para equipajes) las siguientes rueditas, deben ser exactamente igual o muy parecidas a las que tenía.

Esto es si se trata de una maleta, si es una mochila no es tan necesario el cambiar las ruedas, puedes fácilmente dejarla sin ruedas ya que, por lo general las mochilas las puedes colocarlas en tu espalda. 

Si aún funcionan perfectamente, puedes lavarlas con cualquier tipo de jabón o líquidos para la limpieza, por ejemplo, los de pulir. Estos pueden darles un mejor aspecto a las rueditas y que se vean como nuevas, estas sí puedes colocarlas a la luz del sol sin temer a que se dañen. (Cosa que puede suceder con la mochila completa)

Para el proceso de ensamblaje, simplemente debes recordar cómo fue que retiraste las piezas la mochila (Si crees que no recordarás bien como fue, tómale algunas fotos con tu teléfono celular para que logres saber con exactitud en dónde se encuentra tan pieza o tornillo)

¿Dónde comprar una mochila de viaje con ruedas?

Puedes comprar una mochila de viaje con ruedas a través de Equipaje.mx, donde nuestro equipo tras un exhaustivo y riguroso análisis, ha logrado determinar las mejores ofertas que se adaptan para ti; siempre pensando en la mejor relación calidad-precio en el mercado, podrás comprar cualquier tipo de estas mochilas en nuestra sección de las mejores mochilas de viaje con ruedas.